Pincelada rosa, entre vistas

lunes, 3 de febrero de 2014

GAMONAL poema de Antonio Arroyo Silva y PODEMOS poema de Beatriz Giovanna Ramírez


GAMONAL
A mi amiga Beatriz Giovanna Ramírez
Con toda la tristeza, hoy regresa la ira.
No queda más remedio que echarse a la calle
y escribirle al cordero que ponga los pecados
a quien le corresponda y no a esta explosión
de humanidad inmensa que inunda Gamonal.
Un puente es algo más que piedras circulares.
Una avenida más que sombras apiñadas
entre los automóviles.
Y, sobre todo, un tú
dicho a tiempo es razón para pasar un puente
o de cortar el tráfico que anega el arco iris.
Si te invito a mi casa, la chimenea enciendo.
Si abro mi despensa y el corazón te sirvo
en bandeja de plata. Si mi hogar es el tuyo.
Si todo lo que puse en tus manos no fue
nada más que un motivo para encender el fuego
de tu usura y me entregas el frío por respuesta.
Entonces,
con ese sinsabor, mi ira es triste faro
como si una luciérnaga brillara entre las sombras.
©Antonio Arroyo Silva.
Poemas de amor y desmemoria, 2014.


PODEMOS
Con toda la tristeza, hoy regresa la ira.
No queda más remedio que echarse a la calle”
(Antonio Arroyo Silva)
A mi amigo Antonio Arroyo Silva
Alguien me dijo que se podía.
Que una escoge si permanece sentada o se levanta.
Una sabe que la aceleración confunde y contamina.
Se intuía que algo iba mal.
El pez grande se cree eterno.
El odio siempre va a más.
El pequeño tiene miedo.
Llega el momento de perderlo.
Ya salir; no da más.
Manifestar lo invisible del pasado.
Ser una de todas y de todos.
Ser fuerza y acción, avanzar,
juntos podemos.
©Beatriz Giovanna Ramírez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada