Pincelada rosa, entre vistas

viernes, 15 de noviembre de 2013

LAS LETRAS EN EL TIEMPO

Una foto de Josep Brangulí 

Cuando cambian las letras de lugar,
el cuerpo se tiende en el césped de la melancolía.
Toda forma que exponen los cielos,
la recoge el ojo y la transforma
en un caballito blanco
que galopa en la Memoria.
El oído escucha la voz cansada
de una vieja máquina de coser,
en la que una madre
dejó la espalda y los ojos.
Cuando cambian las letras de sitio,
no queda más remedio que ver en el reflejo
del espejo la suerte de los agujeros negros.
La soledad de los días reconoce a la niña
que cuenta las ovejas blancas berreando en el cielo;
sin importar que el tiempo
le soltara las trenzas y aquellas cintas
de colores que colgaban del vestido;
porque el tiempo dejó las letras en el lugar que él quiso.

Beatriz Giovanna Ramírez
'Antes de entrar en el bosque', Editorial Quadrivium, 2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada